Asociación de Mª Stma. del Socorro y Santiago Apostol

Asociación de fieles de María Santísima del Socorro y Santiago Apóstol

Antecedentes y orígenes
Los orígenes de la devoción a la Virgen del Socorro datan 8 de mayo de 1732. En aquel tiempo, el carácter de la corporación es bien distinto al actual, pues era la Hermandad Ilustre de eclesiásticos de la Parroquia de Santiago el Mayor o del Santo Celo. Por aquel entonces, los cultos se celebraban en la fiesta de la expectación (18 de diciembre) y destacaban los villancicos que se cantaban en su honor. En esta época se construye el camarín enmarcado por un portentoso retablo dorado del que actualmente desconocemos su paradero, la peana con los santos que veneran a la Virgen y los arcángeles que la acompañan.

El declive de la Hermandad de eclesiásticos, hace que desaparezca y la devoción a la Virgen del Socorro, quede en el olvido, tan solo con la atención de los que sienten apego por la imagen, sobre todo, los párrocos que desde entonces, han ido pasando por el templo, destacando la labor de Don Manuel Mateos Gamito y su madre y hermana, quienes restauran tanto el camarín como la propia imagen de la Santísima Virgen, labor esta última, realizada por Juan Ventura en el año 1994.
Durante la historia de la Virgen del Socorro, la imagen, ha posesionado en el Corpus parroquial.

Situación actual

Es en 2015, con la llegada de D. Juan Luis Rubio como párroco, es cuando el culto a la Virgen del Socorro comienza a resurgir con más fuerza, tras preside el nacimiento con la imagen de San José que se venera en la parroquia y la celebración de sus cultos en noviembre de 2016 cuando se realizan los cultos en su honor, concretamente en la semana de Cristo Rey.

Este grupo, cercano a la imagen, es el que origina que en mayo de 2017, y tras el ofrecimiento de la Sacramental de exornar el paso de la Virgen para el Corpus Chico, el párroco, proponga la creación de un Grupo de Fieles para rendir culto a la Santísima Virgen.
El 25 de Junio, sale por primera vez la representación de la Asociación, estrenando una bandera roja con la imagen de la Virgen del Socorro acompañada por palermos.

La pretensión de la asociación, no es llegar a constituir una hermandad, sino mantener una asociación de fieles con la que dar continuidad a la devoción a la Virgen del Socorro además de trabajar en los distintos campo de acción como la caridad y la formación.

Los cultos a desarrollar por la Asociación serán, el triduo de la Santísima Virgen, enmarcados en la semana de Cristo Rey durante el mes de noviembre, los de Santiago Apóstol a celebrar un triduo cercano a su festividad, así como la felicitación sabatina a la Virgen todos los sábados del año, siempre y cuando no coincida con cultos del resto de hermandades de la parroquia. La misa mensual de la Asociación, tendrá lugar el último sábado de mes, siguiendo la misma regla anterior.